LEYENDA DE LA CAMPANA ENCANTADA

Hace ya tiempo que se escucha el bello teñir de una campana en el Cerro de San Pablo, dicen algunos que pertenece al pueblo encantado.

 

Los que la han visto la describen muy grande y dorada. La tradición oral nos cuenta que hace siglos, un hombre subió como es de costumbre en busca de leña, entrando ya en el bosque en su mirar apareció una enorme campana dorada, enloquecido se quitó el ceñidor que a su talle presionaba, con el afán de atar la oreja de la campana al tronco de un árbol, pero sus manos jamás tocaron esa preciosa campana.

 

Entonces corrió a gritar a lo alto de una piedra desde la cual se veía el pueblo (la piedra colgada): ¡vengan a ver lo que me encontré!, al escucharle algunos del pueblo subieron a darle encuentro y estando ya con el apresurados corrieron a ver la gran campana.

 

Al llegar al lugar donde había sido vista, encontraron solo un gran agujero en el monte y parte del ceñidor colgando hacia este. Desde aquel entonces solo se escucha el suave teñir de una campana haciendo eco en el Cerro de San Pablo.

bronce-nuevo-sin-fondo.png
logo institucional Editable con lema blanco.png
Logo Turismo Letras Blancas.png