LEYENDA DE PEDRO EL "NEGRO"

Una épica leyenda popular fascinación entre los habitantes de esta y otras entidades de nuestro estado, es aquella que evoca las hazañas del bandolero Pedro Ascencio de Urdemalas y su hueste, mejor conocido como El Pedro Negro.

 

Quizá esta leyenda traspase la barrera del tiempo y lleve volátil nuestra imaginación al fascinante mundo de los siglos XVIII y XIX, cuando la gesta colonial cabalgara a la grupa del esplendor, dejándonos tan solo para hoy recuerdo, al escuchar una tarde plomiza el galopante sonar metálico de los cascos de un brioso corcel, que perdiéndose entre empedradas callejas e internándose en la sierra, va dejando atrás las blanquecinas casas con sus rojizos tejados y sus bellos aleros.

¡si! ¡Ese hombre a la montura es Pedro!, comenta algún vecino y continúa diciendo, viene de donde el sol es naciente y cabalga hacia el poniente. Es un hombre con aplomo de héroe, forjado a fuerza de irrumpir el yugo conquistador.

images.png

El doloroso yugo y despojo que ha venido azotando nuestras tierras desde hace tiempo. Pedro Ascencio, sorprende a las caravanas de carruajes helados por mulas, que parten de la capital, con rumbo al puerto de Veracruz y que como corona española, después de embarcarlos en enormes galeones que se hacen a la mar. Pero desde hace algún tiempo Pedro Ascencio y su gente se han encargado de detener estos saqueos.

 

Escondidos entre las sombras de la noche y majestuosos días soleados, en donde el camino serpea y luego se pierde, sorprenden a la caravana de carruajes y a golpe de espadas despojan a los saqueadores de la riqueza que nos pertenece.

 

Después de avasallarlos se internan entre las cavernas escondidas en la sierra, y emprenden el camino hacia su escondite, donde también esconden el botín. La gente del pueblo le suele llamar Pedro el Negro, dicen que es alto, muy fuerte y de tez morena, que siempre andan a solas por la sierra con hambre de justicia, casi nadie le conoce y por sus atuendos se pierde en el bosque cuando alguien en una enorme caverna llena de barriles, ollas y cofres rebosantes de monedas, collares de perlas preciosas y lingotes de oro. El nombre de Pedro el Negro ha sido heredado de padres a hijos.

logo institucional Editable con lema blanco.png
Logo Turismo Letras Blancas.png