DíA DE MUERTOS

Estas fiestas se llevan a cabo con las famosas ofrendas de pan de muerto y toda clase de fruta de temporada (plátano, manzana, guayaba, ciruelas, mandarina, cañas, jícama, naranja etc.) y el clásico chocolate.

 

El día 31 de octubre se recibe a las 12:00 pm a los niños “muertitos”, el día 1 de noviembre en el mismo horario se despide a los niños y llegan los adultos para despedirlos el día 2 de noviembre a la misma hora.

 

Se forma un camino con pétalos de cempasúchil o bien confeti de la entrada de la calle hasta la casa donde se encuentre la ofrenda.

ENC3.jpg

La ofrenda se adorna con papel picado y flor de cempasúchil en el altar, se les pone dulce de camote, calabaza, calaveritas de azúcar, algún platillo que les gustaba, dulces y algunos les colocan juguetitos, un vaso de agua y en esas fechas se elaboran gordita de maíz que da identidad a nuestros altares.

 

También se ponen cigarros, cerveza, pulque, mezcal, y una cera o veladora. Los panteones municipales se visten de colores ya que las personas asisten a los panteones a colocar flores a sus familiares, se percibe un ambiente de fiesta, alegría y no de tristeza, posiblemente porque nos hacemos a la idea de que nos visitan nuestros difuntos.

 

El día 31 de octubre por la tarde, los niños que estudian el catecismo se visten de blanco y junto con sus familiares hacen un recorrido desde la parroquia hasta el panteón para recordar a todos los fieles difuntos.

124075173_1013908625793018_6960649306460
logo institucional Editable con lema blanco.png
Logo Turismo Letras Blancas.png